Al ladito (y en contra) de la homofobia

Hoy es Día Internacional Contra la Homofobia. A propósito de la fecha (y del problema) publiqué un artículo en Chilango. Mis colaboraciones anteriores están en este enlace.


Secundarias, principal escenario de bullying homofóbico

*Arlette Carreño publicó esta nota en Once Noticias el 15 de mayo de 2012.

El 75% de las personas con preferencias sexuales diferentes sufrieron de algún tipo de bullying homofóbico; fueron víctimas de sus compañeros de clase, en su propia escuela.

“Si íbamos a alguna fiesta de un amigo, pues era él al que más molestaban, le escondían la mochila, al que le escondían el lunch, le rompían los útiles”, dijo Enrique Torre Molina.

Mil 273 personas participaron a través de internet, en la primera Encuesta Nacional sobre Bulliyng Homofóbico.

“El bullying es un fenómeno de violencia interpersonal injustificada que ejerce una persona o grupo contra sus semejantes y que tiene el efecto de victimización en las personas que lo reciben”, aseguró Roberto Pérez, de la coalición de Jóvenes por la Educación y Salud Sexual.

Los niños y adolescentes son los más vulnerables.

“En el caso de hombres gays es mayor; tres de cada cuatro fueron víctimas de acoso escolar, y en cambio lesbianas y bisexuales solo una de cada dos”, señaló Ricardo Baruch, de Youth Coalition.

Las escuelas secundarias son el principal escenario del bullying homofóbico.

El 25% de los encuestados respondieron que el abuso era “normal” para los maestros, el 10% dijo que los profesores eran parte de la homofobia.

“Uno de los hechos más graves es la omisión por parte de las autoridades educativas para proteger a los niños y niñas de este tipo de violencia, violación muy grave, sobre todo de los servidores públicos incluso de las escuelas privadas”, afirmó Ricardo Hernández, director del Programa de VIH SIDA, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

“La educación principal empieza desde la familia, si no hay apoyo y confianza no podemos recurrir a una instancia pública a levantar una denuncia cuando sufrimos alguna discriminación por homofobia”, agregó Mariana Mancilla.

Depresión, deserción y bajo rendimiento escolar son algunas de las consecuencias del bullying homofóbico pero se puede ir más allá. Una de cada cuatro personas homosexuales que lo padeció llegó a tener pensamientos suicidas.


Poof

Poof es un término del slang británico para referirse a un hombre gay, homosexual, etcétera. Para algunos es despectivo. Yo prefiero colgármelo en el cuello con esta pieza de My Charm Offensive.

Los invito a visitar el sitio web de esta marca que tiene unos diseños padrísimos. Próximamente, por aquí, podrán obtener unas piezas de regalo. :)


Tom en la granja

“Antes de aprender a amar, los homosexuales aprenden a mentir. Somos unos mitómanos valientes.” Michel Marc Bouchard está convencido de ello y lo plasma con todas sus letras en la obra Tom en la granja, que vi hace unos días y recomiendo mucho. Es inteligente, divertida, incisiva, llena de verdad. Sin ser pretenciosa, logra la reflexión del público como pocas piezas.

Tom viaja de la gran ciudad al pueblo de la familia de su novio, que acaba de morir, para acompañarlos en el duelo. Cuando llega se da cuenta que no lo esperan a él sino a una novia, por lo que se ve forzado a continuar con la mentira que Tom les contó durante años.

Dice Bouchard:

Cada día, jóvenes homosexuales son agredidos en los patios de las escuelas, en la casa, en el trabajo, en el deporte, tanto en la ciudad como en el campo. Cada día, más víctimas de injurias, ostracismo, violencia, burla, humillación, heridas, golpes, calificativos, suciedades, ofensas, aislamiento. Algunos logran salir adelante, otros no. Algunos se vuelven mistificadores de su vida.

El desprecio hacia los homosexuales no es un tema obsoleto como algunos quisieran creerlo, particularmente los que se hartaron de escucharlo o los que creen que, como todo el resto, si la tele lo dijo es que alguien ya se está encargando.

Boris Schoemann dirige de manera impecable a Verónica Langer, Pedro de Tavira Egurrola, Leonardo Ortizgris y Alaciel Molas. La escenografía es de Jorge Ballina.

Tom en la granja se presenta en el Teatro Santa Catarina (Jardín Santa Catarina 10, Plaza de Santa Catarina, Coyoacán) de jueves a domingo hasta el 13 de mayo. Pueden descargar el programa de mano, ver información de boletos y taquilla en este enlace.

Gracias a Prensa & Relaciones Públicas de Teatro UNAM por la invitación.


Les Nouvelles: 26

*Colaboración de Lourdes Alvaradejo (lulu@enriquetorremolina.com).

Después de algunos días de negación, negociación, citar a Joey de Friends y finalmente aceptar que 26 es buen número, llegué a la celebración oficial de mi cumpleaños hace un par de semanas. Sin más, les presento las 10 recomendaciones para sus fiestas de cumpleaños, todo basado en experiencia personal, 100% comprobable.

1. Mantén a tu lado un par de gringuitas buena onda que hagan cocteles de todos sabores (estilo agua loca, pero versión de adultos mayores de 21 años): combinando botellas de vino con melón o botellas de ron con jugos de sabores varios. Un must para que la gente comience a soltarse.

2. Invita a tu círculo de amigas lenchas (en mi caso debería ser más prolífero). Si bien no es sano, el drama entre mujeres (y más si son gay) resulta siempre en una divertida anécdota (nunca para las partes involucradas).

3. Entrevista a una posible roomie durante tu fiesta de cumpleaños. Nada mejor que estas ocasiones para saber si serán compatibles en la casa. Si sobrevive a ti y tus amigos borrachos y chistosos, no la dejes ir.

4. Deja que tu roomie alemana te embarre la cara de pastel y merengue. Sólo asegúrate de que para la próxima haya alguien que te lo quite de encima.

5. Reencuentros y reconexiones: ¿qué mejor momento que tu fiesta de cumpleaños para encontrarte con amigos o gente a la que le tienes estima por alguna experiencia pasada compartida? Bonus points si levanta miradas de hombres y mujeres por igual, y nadie sabe exactamente qué con su vida.

6. Tres pasteles: uno para las velitas, mordida e implantación facial. Otro para compartir. Uno más para cuando entran esas ganas de comerte la tarta de pera de tu roomie.

7. Los amigos de los amigos pueden resultar en grandes adiciones a una fiesta y eventuales amigos tuyos, o puede ser que ellos sean los sorprendidos. Ejemplo: la amiga de un amigo tuyo que se espanta por la abundancia de homosexualidad, extranjeros y por el uso (jamás abuso) de sustancias psicotrópicas en la sala de tu casa.

8. Que tu roomie piense que no estabas tan mal durante la fiesta, mientras que tus amigos de más tiempo juran que hacia el final de la noche ya no estabas tan en tus cinco sentidos. Creo que esta diferencia de criterios se debe a los orígenes de los involucrados y el entrenamiento previo. Aparentemente Alemania ya puede tomar shots de tequila sin morir en el intento, mientras que México sigue muy tibio en ese sentido. True story.

9. Juntar a tus círculos de amigos, igual que el punto 7, puede salir muy bien o muy mal, pero cuando juntas gente interesante y buena vibra lo más seguro es que la vas a pasar muy bien.

10. Drink (don’t tweet), diviértete y mingle con los invitados.


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 122 other followers