CALEIDOSCOPIO / Prohibido preguntar, prohibido decir

*Publicado en La Catarina el 9 de septiembre de 2009.

Dan Choi tiene 27 años de edad. Su salida del ejército captó recientemente la atención mediática estadounidense. Dan era, en muchos aspectos, un militar modelo: egresado de la academia de West Point, hasta hace poco líder de un pelotón de infantería, respetado por sus colegas, habla árabe a la perfección y estuvo dos años en Bagdad. Soldados como él son quienes han mantenido la insurgencia militar en Irak a flote (y de ninguna manera apoyo esa guerra). Choi salió del clóset públicamente durante el noticiero de Rachel Maddow en la cadena MSNBC en marzo de este año. Su declaración concidió con el lanzamiento de Knights Out, un grupo de apoyo que él fundó para exalumnos LGBT de West Point, sus familias y aliados. La misión de esta organización es hacer cabildeo para eliminar la política Don’t Ask, Don’t Tell (DADT) y educar a los futuros líderes militares sobre la necesidad de aceptación de sus tropas sexualmente diversas.

Dan Choi

Dan Choi

DADT fue introducida en 1993 durante el mandato del presidente Bill Clinton, y prohíbe a cualquier persona abiertamente homosexual participar en el servicio militar de Estados Unidos. Estados Unidos y Grecia son los únicos países miembros de la OTAN que mantienen una legislación similar, con argumentos tan ridículos como que un soldado abiertamente gay pondría en riesgo la cohesión del grupo, haciendo sentir incómodos a sus compañeros por el hecho de compartir espacios para bañarse y dormir en los cuarteles.

Otra de las razones para no eliminar DADT es que muchos soldados no estarían de acuerdo con ello y se saldrían del ejército – el mismo miedo existía cuando se planteó que los negros y las mujeres participaran en el servicio militar. Por si no fuera poco que algunos den privilegio a racistas, misóginos y homofóbicos antes que a principios de igualdad y tolerancia, DADT no tiene sentido en cuanto a costos: el Pentágono calculó que la política representa pérdidas por más de 9 millones de dólares anuales. De los 13 mil soldados que han salido del ejército por haberse revelado su orientación sexual, 800 desempeñaban roles críticos en sus respectivas misiones. Y la opinión pública favorece en un 80% la eliminación de DADT. De hecho, el año pasado un grupo de jóvenes organizó el Right to Serve Campaign, una gira en autobús por varios estados de la costa este del país para mostrar los contras de tener una política tan discriminatoria en el ejército más poderoso del mundo.

Alumnos de Harvard University protestan DADT en Times Square, como parte del tour Right to Serve, en 2008.

Alumnos de Harvard University protestan DADT en Times Square, como parte del tour Right to Serve, en 2008.

Mientras que las parejas heterosexuales pueden despedirse públicamente en las ceremonias de envío, las del mismo sexo deben hacerlo en secreto. Si algo le sucediera a Dan, por ejemplo, su novio no recibiría ningún tipo de notificación oficial. La política de DADT es inmoral, antiética y anticonstitucional. Alienta a los soldados a mentir, a esconderse y a discriminar. DADT debilita a la institución sobre la que se basa gran parte del nacionalismo norteamericano. El punto no es si uno está o no de acuerdo con una guerra, con el servicio militar, o con otros temas de debates contemporáneos (matrimonio, adopción, políticas de empleo y salud) sino, una vez más, equidad total.


3 Comments on “CALEIDOSCOPIO / Prohibido preguntar, prohibido decir”

  1. […] homosexuales en las filas de sus ejércitos. En Estados Unidos, por ejemplo, existe la política Don’t Ask, Don’t Tell, introducida en 1993 durante el mandato del presidente Bill Clinton, que prohíbe a cualquier […]

  2. […] homosexuales en las filas de sus ejércitos. En Estados Unidos, por ejemplo, existe la política Don’t Ask, Don’t Tell, introducida en 1993 durante el mandato del presidente Bill Clinton, que prohíbe a cualquier […]

  3. […] My voice and my personality are annoying, but Enrique’s writing isn’t. So, this is my recommendation for the week. Rachel Maddow. […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s