CALEIDOSCOPIO / Los clósets son para ropa

*Publicado en La Catarina el 22 de octubre de 2008.

Salir del clóset es el proceso en el que una persona reconoce, acepta y aprecia su orientación sexual e identidad de género, y comienza a compartirla con otros. Comprende una especie de anuncio público, generalmente voluntario, para dejar de ocultarla. El concepto del clóset – y consecuentemente la idea de salir de él – fue introducida en 1869 por el activista alemán Karl Heinrich Ulrichs como un medio de emancipación. Ahora hay un Coming Out Day, celebrado cada 11 de octubre.

coming out

Varios modelos intentan explicar el proceso de coming out. El más reconocido es el Modelo de Identidad de Cass, propuesto por Vivienne Cass en 1979. Su importancia radica en que fue el primer modelo desarrollado con una visión de los homosexuales como gente normal en una sociedad homofóbica, en lugar de tratar la homosexualidad como el problema. Advierte seis etapas en la identidad de una persona que atraviesa dicho proceso, que generalmente se presentan de manera secuencial y en ocasiones pueden revisitarse en diferentes momentos de la vida: confusión, comparación, tolerancia, aceptación, orgullo, y síntesis. La persona pasa de estar prácticamente perdida y en estado de negación, a integrar su orientación sexual como parte importante – pero no definitoria – de su identidad.

Las personas experimentan estos pasos de manera diferente, a diferentes tiempos y con diferentes reacciones de los demás. Salir del clóset a veces puede ser un proceso corto, rápido, disfrutable; casi siempre, un viaje largo y complicado; y en algunos casos, casi inexistente. Es común que al inicio sea un buen amigo o familiar cercano el primero en saber, y poco a poco ir ‘enterando’ a los demás. Hay quienes deciden salir del clóset con sus amigos, pero no con su familia o en el trabajo. Cada caso es único.

coming out2

Abraham Lincoln decía que puedes engañar a todo el mundo por un rato, o a algunos todo el tiempo, pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo. ¡Y qué agotador resulta intentarlo! La invisibilidad tal vez contribuya a un ambiente menos tenso o incómodo, pero es un obstáculo para cambiar la opinión pública. En la medida en que más gente que está fuera del clóset viva su sexualidad sin convertirla en su talón de Aquiles, sin hacerla una desventaja o un punto en su contra, veremos grandes avances en la aceptación y el respeto.

Personalmente creo que lo más importante es salir del clóset con uno mismo. Es tanta la homofobia, tantas las telarañas mentales, tantos los prejuicios que tenemos atorados y aprendidos, que lo más difícil es refutarlos y superarlos, hacer las paces con quien eres. Desaprender lo aprendido, diría un tío mío. Salir del clóset, estar out, va más allá de una confesión pública, de anunciarle al mundo tu orientación sexual y caminar por la calle sin miedo. Es libertad, aprendizaje, maduración, conocimiento. Es empoderamiento y es oportunidad. Es aceptarte y quererte y celebrarte. Ultimadamente, es felicidad.


3 Comments on “CALEIDOSCOPIO / Los clósets son para ropa”

  1. […] friend Brandon I learned about Marilyn’s series of coming out stories on her blog. I’ve written about the process of coming out before, but never about mine. Now, after a fun questionnaire, she does the best job telling it. […]

  2. NELIA says:

    Querido Enrique, me gustó mucho tu artículo, y hablando de los papás, ayer tuvimos una reunión muy buena y enriquecedora que viene acorde con tu artículo, y es que los papás también estamos en el closet!!!! y nos dá mucho trabajo salir de él, por los mismos prejuicios y las mismas ideas estereotipadas de “hombre” y “mujer”. Muchos padres dicen querer y aceptar a sus hijos homosexuales pero…….. y este pero… implica una forzada tolerancia, no presentarte con tu pareja en eventos familiares, no intercambiar gestos cariñosos en público, no ser afeminado, cuidar tus modales, etc. etc., etc., ¿donde está la aceptación?? Hay tolerancia, tal vez respeto, pero aceptación noooo, a otro con ese cuento porque creo que ustedes se darán perfecta cuenta de esto.
    El miedo que sentimos los padres porque nuestros hijos sean rechazados, lastimados, el miedo al qué dirán, el miedo de que la homofobia de ésta sociedad en que vivimos les trunque sus sueños y aspiraciones y los lastime.
    En fin, son muchas cosas que hay que trabajar y por ahí estamos llendo, poquito a poquito. te admiro y te mando un fuerte abrazo.

  3. Ana Paola says:

    me gusto mucho tu escrito bro!!!
    lo publicaste en la catarina??

    te mando un beso!!!
    te quiero muchoo
    gatooo


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s