8

Una de mis imágenes favoritas es la de un grupo de niñas estudiantes de ballet agitando la bandera del arcoíris desde el balcón de su escuela. La recuerdo con mucha emoción. No tengo ni encontré ninguna fotografía, pero ésta da la idea:

Foto de JohnOzed.com

De hecho, el momento capturado en esta imagen y el que menciono de las ballerinas sucedieron al mismo tiempo: una protesta en contra de la Proposición 8 en mayo de 2009 por la Sexta Avenida de Manhattan. Al mismo tiempo que otras marchas con el mismo propósito en el resto de Estados Unidos y varias ciudades del mundo.

Un mes después conocí a Dustin Lance Black, que ese mismo año había ganado el Oscar a Mejor Guió Original por Milk. En el Ayuntamiento de Nueva York tuve unos segundos para estrechar su mano, decirle lo mucho que me gustó su película, y cuánto disfruté su discurso cuando ganó. Me preguntó qué hacía yo en la ciudad y se me acabó el tiempo para portarme como fan ridículo.

El proyecto más reciente de Lance es 8, una obra de teatro documental sobre el vaivén del matrimonio entre parejas del mismo sexo en California, la Proposición 8 y el juicio federal Perry v. Schwarzenegger. El guión, impecable, está basado en transcripciones de ese juicio. El pasado 3 de marzo se transmitió en vivo una función especial con la presencia de las parejas y abogados involucrados en el caso, grandes activistas como Cleve Jones, estrellas del cine y la televisión estadounidenses como Jamie Lee Curtis, Jane Lynch, Brad Pitt, Chris Colfer, George Clooney, John C. Reilly, Jesse Tyler Ferguson, Kevin Bacon, Martin Sheen y Matt Bomer.

En la obra se exponen, obviamente, los argumentos a favor del matrimonio homosexual. Asoman algunos de los personajes y grupos más homofóbicos del debate, como la National Organization for Marriage y la National Association for Research & Therapy of Homosexuality.

Conocemos también una de las voces menos escuchadas: la de los hijos de estas parejas. Qué tienen que decir ellos cuando escuchan a abogados, académicos, activistas, políticos y líderes religiosos de ambos lados del debate opinar sobre sus papás y mamás como si los conocieran. Como quien habla de lo que ve con un microscopio. Y esperando que un juez que no tiene nada que ver con su dinámica familiar decida si ésta podrá continuar o no con el reconocimiento y protección del Estado.

Además de una excelente pieza, 8 cumple uno de sus objetivos que más aplaudo: mostrar lo agotador que es tratar de convencer al mundo de que tu relación con una persona es valiosa, válida, legítima, inofensiva. Lo frustrante de tener que demostrar que lo que tienes con alguien más no es una amenaza para lo que otros tienen con los suyos. Lo enfurecedor de ver a extraños hablando de ti y tu pareja y tu familia y tus decisiones de vida personal como si fueran monstruos o terroristas o epidemias a erradicar o algo de lo que todos los niños del mundo deben ser protegidos.

No se la pierdan:



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s