Propuestas en el clóset

A partir de hoy está disponible la edición 11 de la revista MidOpen en varios lugares de Mérida. Incluye fotos de las marchas LGBT en la Ciudad de México y Mérida, una sección nueva de talentos mexicanos, y mi artículo “Propuestas en el clóset” a propósito de las elecciones locales del 1 de julio:

Cuando supe que era gay me di cuenta también de que en mi ciudad sería imposible serlo abiertamente. Desde muy chico, creciendo en Mérida, decidí que ése no era el lugar para vivir abiertamente mi sexualidad. Últimamente mis paisanos han probado una y otra vez lo equivocado que estaba.

En 2009 esta revista salió al mercado y ahí se ha mantenido con éxito, demostrando que los proyectos con talento y perseverancia ya están del otro lado. En 2011 el Centro Cultural Olimpo fue anfitrión del primer panel de medios de comunicación y diversidad sexual en un espacio público de la ciudad. Ese mismo año Mérida fue testigo de la campaña “Yo sí respeto, no discrimino” que, aunque con alcances limitados, fue la primera de su tipo en el país. Gracias a la presión de activistas LGBT y personajes como Gonzalo España (que falleció recientemente y conocimos mejor como Mammie Blue), junto con la voluntad de la entonces alcaldesa Angélica Araujo, se instaló el Consejo contra la Discriminación de la Diversidad Sexual del Municipio de Mérida, aunque todavía hay varios pendientes con él. Y, hace unos días, meridanos empapados por la lluvia y el calor y 19 organizaciones celebraron la décima Marcha de la Diversidad Sexual.

También ha habido malas noticias: después de ser la primera persona abiertamente gay en contender a un puesto de elección popular en Yucatán, el precandidato ciudadano Hervé España declinó a su aspiración por una diputación local por el PRD, debido a obstáculos que el mismo partido le puso.

El próximo 1 de julio hay elecciones para presidente de la república, gobernador de Yucatán y presidente municipal de Mérida. La ciudad donde “las cosas cambian”, de acuerdo con esta revista, también es la ciudad donde los candidatos a gobernarla han dejado fuera a la diversidad sexual. Activistas como Alfredo Morales Candiani, presidente de la Asociación por los Derechos, Cultura y Diversidad Sexual, han señalado la ausencia de este tema en sus respectivas agendas.

Nerio Torres, del PRI, asegura que está “comprometido con las familias”. Pero como no especifica, no sabemos si eso pueda traducirse en políticas públicas que reconozcan eso, las familias, en toda su variedad de formas y números. No sabemos si cuando habla de familias se refiere nada más al modelo tradicional o si incluye las homoparentales.

Renán Barrera, del PAN, insiste en hablar de una “Mérida para todos”, pero habla sólo de las mujeres que son madres y trabajadoras. Nada sobre mujeres lesbianas ni mujeres transexuales. Propone promover la ciudadanía participativa a través del fomento de consejos ciudadanos. Ahí está el Consejo contra la Discriminación de la Diversidad Sexual del Municipio de Mérida. Ojalá que, si gana, Renán dé continuidad a este órgano aunque haya sido creado por la oposición. Pero lo dudo: en 2010 declaró que los matrimonios homosexuales “representan ir en contra de la naturaleza, son inmorales y por ese tipo de actitudes Dios quemó Sodoma y Gomorra.” Hay que recordarle a Renán que la Biblia no debe importarnos mucho a la hora de legislar.

Teresa Loret de Mola, del PRD, dice que su candidatura ciudadana se basa “en una ideología que integre a todos y cada uno de los sectores que conforman esta sociedad”. Uno de sus ejes de campaña es la equidad, que ella define como “tener los mismos derechos y un entorno justo, tanto en su forma como en su contenido”. En una mesa sobre equidad de género mencionó la importancia de “avanzar juntos como sociedad hacia un estado de derecho pleno, en donde se respeten las garantías de hombres y mujeres por igual”. En una reunión con el Colegio Yucateco de Arquitectos dijo que será incluyente “con todas las personas y grupos, nuestra propuesta de trabajo arropa la ideología de Andrés Manuel López Obrador”. Pero la ideología de Andrés Manuel es la menos incluyente de todas: ha repetido en varias ocasiones que asuntos como el matrimonio entre parejas del mismo sexo y el derecho de una mujer a interrumpir su embarazo deben ser sometidos a consulta popular.

Los mensajes de los candidatos sobre inclusión y equidad no nos dicen nada. Son discursos huecos. Omiten los cómos. Lo que no se nombra no existe y, a unos días de las elecciones locales, las lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y personas transgénero de la capital yucateca permanecen ignorados e invisibles. Le tocará otra vez a la sociedad civil presionar a quien sea electo para que los avances logrados en los últimos años no se echen a perder. Será tarea de los ciudadanos que las propuestas que siguen en los clósets del próximo alcalde de Mérida se desempolven y salgan de ahí.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s