Las fotos de Rob

La semana pasada, el buen Roberto Campos presentó algunas de sus fotos en una exposición colectiva de alumnos de la Academia de Artes Visuales (AAVI).

El primer acercamiento de este artista a la fotografía fue a través de imágenes del Archivo Casasola publicadas en un libro que hojeaba en casa de su abuela, donde también revisaba los álbumes familiares. Para Rob, la fotografía es

la posibilidad de capturar la realidad tal cual es y crear nuevas realidades, sueños, ideas y personajes, combinando belleza, seducción y deseo … para provocar placer, melancolía, gratitud, nostalgia, sorpresa o disgusto.

Durante sus recorridos por el mundo, “salir con mi cámara ha sido una puerta a la libertad y una manera de sentir independencia en medio de lo desconocido“. En su Flickr pueden conocer muchos lugares. Aquí algo de su viaje a Holbox, un lugar que recomiendo visitar y que -espero equivocarme- parece que pronto perderá el encanto de rusticidad y aislamiento del que gozaba la última vez que estuve ahí.

Rob y yo nos conocimos en enero cuando ambos coincidimos en Mérida. Además de un diplomado en AAVI, estudió con Rogelio Cuéllar (fotógrafo de desnudos) en la Fundación Pedro Meyer.

Advertisements