Queer México: primer Foro de Buenas Prácticas sobre Diversidad e Inclusión Laboral LGBT en Ciudad de México

*Carlos López publicó este texto originalmente en Queer México el 25 de noviembre de 2014.

foro de buenas prácticas LGBTLa Alianza por la Diversidad y la Inclusión Laboral (ADIL), junto con el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, realizaron el foro en el que se reconocieron las estrategias laborales de más de 10 empresas de clase mundial con presencia en México, para fomentar el respeto hacia personas LGBT, y eliminar la discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género.

Ricardo Baruch ofreció una conferencia en la que dio a conocer cifras reveladoras de primera Encuesta sobre Homofobia y el Mundo Laboral en México que hablan de la situación actual de la discriminación e inclusión de personas LGBT en ambientes laborales. Mencionó que pese a que está prohibido por la ley, aún existen empresas que preguntan a los aspirantes su orientación sexual y que con base en ello pueden no contratarles. Además, sostuvo, con datos de la encuesta, que la orientación sexual o la identidad de género siguen siendo motivos de despido laboral.

Ante ello, empresas como Pfizer México, JW Marriott, Microsoft México, IBM de México, Procter & Gamble, Accenture, Banamex, J.P. Morgan y Scotiabank, hablaron sobre las prácticas que llevan a cabo dentro de sus empresas para gozar de ambientes incluyentes que permitan el desarrollo pleno de sus empleadas y empleados, aseguraron que fomentar la igualdad y el respeto beneficia a las empresas en términos laborales y económicos, pues el bienestar en los puestos de trabajo impacta de forma directa y positiva en la productividad de la empresa.

Jacqueline L’Hoist, titular del Copred, entregó reconocimientos a estas empresas y felicitó a las encargadas y encargados de promover estas prácticas, por la apuesta que han hecho a favor de una sociedad más justa e igualitaria.

Por su parte, en un emotivo mensaje, Paco Robledo, de ADIL, rescató el valor que tiene para las personas LGBT contar con el respaldo de la empresa para la que se labora, pues significa ver al empleado no sólo como alguien que presta sus servicios, sino como un ser humano digno de respeto en todos los ámbitos de su vida, en este caso el laboral.

La ADIL está conformada por Interculturalidad, Salud y Derechos A.C. (Insade), Espolea A.C., Foro EneHache y Enrique Torre Molina. Al evento asistieron defensores de derechos LGBT, académicos y activistas como Antonio Medina de la UACM, Ricardo Hernández Forcada de la CNDH, Gabriel Zepeda de Soy Homosensual, Diana Sánchez Barrios de Prodiana A.C., Guadalupe González del Centro Comunitario de Atención a la Diversidad Sexual, Cristian Galarza, Juan Carlos Mendoza, Luis Perelman, entre otros.

Advertisements

Día Contra la Homofobia en British Council

El British Council en México organizó un panel el pasado 16 de mayo con motivo del Día Internacional Contra la Homofobia. Participé ahí junto con Iván Tagle de Jóvenes LGBT México, Ricardo Baruch de Espolea, Carlos Ramos del Centro Comunitario de Atención a la Diversidad Sexual, el cantante Jaime Kohen, Irasema Zavaleta del Conapred, Jacqueline L’Hoist del Copred, Lena Milosevic del British Council y Ana Tovar (co-fundadora de la Semana de Diversidad Sexual en el ITAM) como moderadora.

foto6 foto7foto2 foto3 foto4foto5foto8Las fotos son de Ana, Gabriel Zepeda, Cristian Galarza y el British Council.

Muchas gracias a Lena, Patricia Millán, Mariana Nova y Jorge Neiszer por la invitación. Y a quienes fueron a conversar con nosotros, sobre todo a los jóvenes, por una mañana llena de discusiones interesantes sobre homofobia, discriminación, medios de comunicación, trabajo, salud, música y políticas públicas.


GLAAD exige disculpa por comentario homófobo a Ana de la Reguera

*Cristian Galarza publicó este texto en SDP Noticias el 8 de mayo de 2014.

GLAAD exige disculpa por comentario homófobo a Ana de la RegueraEl portal LatinTimes reporta que la organización GLAAD (Alianza Gay y Lésbica Contra la Difamación) ha pedido una disculpa pública a la actriz mexicana Ana de la Reguera, luego de que compartiera una foto en Instagram donde se refirió a un miembro de su equipo de maquillaje con un término homofóbico aún por aclarar.

Jonathan Lule, fue sorprendido por la actriz mientras dormía durante una sesión fotográfica en Mérida,Yucatán, bromeando, le tomó una foto y la compartió en Instagram escribiendo el siguiente mensaje:“Hasta durmiendo se le nota lo p…. Jajaajaj @jonalule”

Para muchos en redes sociales, la palabra que Ana dejó inconclusa y que iniciaba con “p”, se refiere al término homofóbico “puto”, otros más indican que se trata del adjetivo “pendejo”, igualmente despectivo.

Por su parte, Janet Quezada, vocera de GLAAD para la comunidad hispanoparlante, declaró: “Es realmente triste que alguien pueda encontrar divertido un término despectivo como este”. Luego advirtió que “tomar tan a la ligera el tema” sólo demuestra la poca comprensión de la sociedad hacia los miembros de la Comunidad LGBT.

Ana de la Reguera no sólo tiene que pedir disculpas, deberá hacer algo importante para ayudar a la gente a entender que sus palabras pueden llegar a ser muy hirientes,

puntualizó Quezada.

Ahora se espera la respuesta de Ana, quien es una estrella de cine internacional y deberá afrontar las consecuencias de sus palabras, hayan sido en tono de broma o no.

Algunos como el activista Enrique Torre Molina, relacionado con GLAAD, advierte que lo primero sería preguntarle a Lule si el comentario de Ana lo ofendió.

Así mismo, trasciende que en México la Suprema Corte de Justicia de la Nación, prohibió diferentes términos considerados ofensivos para la Comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans), como “maricón”, “joto” o “puto”.

GLAAD exige disculpa por comentario homófobo a Ana de la Reguera2


Homofobia real contra políticas públicas en la Ciudad de México

*Cristian Galarza publicó esta nota en SDP Noticias el 4 de diciembre de 2013.

La mesa de debate sobre homofobia que organizó SDPnoticias contó con la presencia de Lol Kin Castañeda, Enrique Torre Molina, Alberto Demonio y Jonathan Orozco.

Desde sus diferentes perspectivas, los participantes puntualizaron que a pesar de las políticas públicas implementadas por los diferentes gobiernos de la Ciudad de México, la comunidad LGBT (lésbico, gay, bisexual, trans) capitalina aún es víctima de discriminación.

También propusieron algunas rutas de acción y compartieron vivencias sobre los temas tratados.

Las preguntas a responder fueron las siguientes:

¿La legalización del matrimonio igualitario disminuyó la homofobia en el DF?

Las familias homoparentales ya existen. ¿Por qué los ciudadanos del DF se siguen preguntando si están listos para aceptarlas?

¿Las lesbianas capitalinas se esconden por miedo o por su personalidad?

¿Cómo debe orientar el gobierno del DF sus esfuerzos para que los transexuales dejen de ser vistos únicamente como “objetos sexuales” o “monstruos incomprendidos”?

Según Conapred los homosexuales somos el segundo grupo social más discriminado en el DF. ¿A qué factor creen que se deba esto habiendo tantas políticas públicas que nos “apoyan”?


Periodismo LGBT: ¿qué informamos? ¿Para qué?

*Josué Cantorán publicó este texto en Reversible el 8 de noviembre de 2013 sobre la mesa de periodismo LGBT que el medio organizó la semana pasada. Las fotos son de Raúl Bravo.

foto¿El periodismo sobre temas de la comunidad LGBT es para todas las personas o sólo para los no heterosexuales? ¿Qué informamos acerca del colectivo y para qué? ¿Creamos conciencia social o reafirmamos estereotipos? ¿La diversidad sexual es un nicho de mercado para el periodismo o una herramienta de conciencia política?

Las cuestiones anteriores, todas un tanto complejas y difíciles de responder sin una reflexión previa, fueron las que planteó sin preámbulo Ana Francis Mor, actriz, escritora y columnista de la revista emeequis, al inicio del foro “Periodismo LGBT” organizado por Reversible y que se llevó a cabo el pasado 31 de octubre en el auditorio de la Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla.

Inició la charla Paco Robledo, director general del portal EneHache, mismo que, según sus propias palabras, “hace una curaduría de información de lo que existe en otros blogs y en otros espacios para hablar de tú a tú las personas no heterosexuales”.

Robledo recordó que algunos de los primeros medios que produjeron información especializada en temas concernientes a los colectivos LGBT fueron la agencia Anodis y el suplemento Letra S, publicado en el diario La Jornada, pero otros se quedaron a la mitad del camino y han desaparecido.

Ello se debe, explicó, a que la mayoría de estos medios son sustentados por empresarios autoempleados y que “duran como tal lo que el autor aguante”, por lo que lamentó que sea la búsqueda de patrocinios el principal obstáculo que enfrentan los temas enfocados a estos temas, pese a que las estadísticas revelan que sí hay lectores interesados en consumirlos.

Periodismo LGBT, ¿peridismo para todos?3Para Enrique Torre Molina, activista y periodista freelance que ha publicado piezas en un buen número de medios –tanto especializados en temas LGBT como en otro tipo de publicaciones–, la independencia es conveniente porque permite al periodista profundizar en los temas que son de su particular interés para después ofrecer los resultados a algún medio que pudiera publicarlo. La desventaja, empero, es que eso “económicamente es muy complicado”.

La tarea del también bloguero se ha enfocado en eso: en escribir sobre eventos, conferencias, marchas, libros u obras de teatro que considera que son relevantes, interesantes o divertidas y que pueden generar un debate público productivo.

–Ése es el primer pasito para generar un contenido y escribir un artículo. Algunos de esos contenidos los preparo con toda la intención de que alguna manera contribuyan a cambiar, aunque sea tantito, las ideas o los prejuicios que puede tener alguien con respecto a la diversidad sexual o las personas LGBT, para contribuir o abonar a la discusión pública sobre cierto tema, o empezarla.

Enrique, que ha colaborado tanto en medios de comunicación especializados en temas LGBT como en otros enfocados a política o, incluso, entretenimiento, considera que ello resulta ventajoso porque cada uno presenta un reto distinto y una forma diferente para mostrar y plantear los temas a los lectores.

La situación laboral de Cristian Galarza es un tanto distinta. Él empezó en el blogueo independiente pero ahora coordina la sección “Gay” de un portal informativo, SDP Noticias, que no se enfoca en temas de diversidad sexual, por lo que el reto es hacer que los lectores, quizá no tan acostumbrados a estos asuntos, puedan interesarse en ellos.

–Al no ser un medio gay, recibimos la verdad muchos comentarios negativos de los lectores. Aunque una nota pueda tener muchos likes, y que a la gente le gustó, no comentan la nota positivamente (…) La gente que sí comenta deja comentarios homofóbicos –explicó.

Dicho portal busca, por lo anterior, mantener una línea editorial ambigua al respecto de los temas. A decir de Cristian, el hecho noticioso se informa a los lectores sin ofrecer una postura a favor o en contra, pues consideró que la información de su portal va dirigida a dos tipos de personas: “los que quieren hacer negocios con la comunidad LGBT y los que simpatizan con esta comunidad sin pertenecer a ella”.

La siguiente participación de Ana Francis Mor, moderadora del foro, puso sobre la mesa un cuestionamiento importante sobre los medios dedicados a la cobertura o producción de noticias sobre temas LGBT: que no hay iniciativas suficientes de mujeres lesbianas, que el periodismo LGBT se queda únicamente en la “G”.

foto3Y una pregunta más: ¿está comprometido este periodismo con los derechos humanos, un tema que tanto atañe a esta comunidad, o sólo con el marketing? ¿Se puede estar comprometido con ambos?

Para Enrique Torre Molina, la primera cuestión es una que se repite en distintos foros donde periodistas de medios LGBT se han congregado y reconoció que sí “hay una falta total de mujeres en esto”. Con ello coincidió Paco Robledo, pero sostuvo que en EneHache las mujeres lesbianas son uno de los sectores del público más fieles y con mayor participación crítica.

En cuanto a la posición que pueden tomar los medios de comunicación sobre los derechos humanos, Torre Molina consideró que todos los medios de corte LGBT buscan, al menos medianamente, incidir políticamente en los temas del colectivo, mientras que Cristian Galarza consideró que la cobertura de los avances en materia de derechos humanos es como tal un apoyo a dichas causas.

La forma en que los medios de comunicación –especializados o no– cubren los temas que conciernen a las poblaciones LGBT sigue siendo insuficiente y no se realiza aún de la forma ideal. Hace falta priorizar el reporteo sobre la información externa; urge diversificar contenidos para abordar no sólo la “G” sino todas otras letras del infinito alfabeto de la diversidad; es necesario también que desde la mirada LGBT se hable de otros temas, de política por ejemplo.

Los retos para los medios son enormes pero las iniciativas ya existentes pueden ser un punto de partida para que la especialización periodística permita mayor profundidad en las coberturas.