#EnContexto: 11 de agosto

Esta semana ponemos #EnContexto noticias de Uganda, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el nuevo centro LGBT en la Delegación Tlalpan del DF, el equipo de futbol Lobos México y la revista MidOpen. Esto en Servicio de Agencia:

Cada lunes pongo #EnContexto información sobre personas LGBT en México y el mundo, noticias y entrevistas. Los invito a hacernos comentarios, críticas, sugerencias de temas o personajes por acá, por Twitter o e@enriquetorremolina.com. ¡Y suscríbanse a nuestro canal de YouTube!

Advertisements

Activistas mexicanos LGBTI se reúnen con embajador de Estados Unidos

*Notiese publicó esta nota el 27 de junio de 2013.

Activistas mexicanos LGBTI se reúnen con embajador de EULa tarde de ayer, activistas de la diversidad sexual, funcionarios de la delegación Miguel Hidalgo y del Gobierno del Distrito Federal (GDF) tuvieron un conversatorio con el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne.

El propósito de la reunión fue conmemorar con los empleados del colectivo lésbico, gay, bisexual, transgénero, intersexual (LGBTI) de la embajada y con activistas mexicanos el Mes del Orgullo, tal como ha sucedido en diversas instituciones del gobierno estadounidense, en la Casa Blanca y en algunas embajadas de Estados Unidos en el mundo.

El embajador Wayne dio un mensaje de apoyo a los activistas mexicanos a quienes felicitó por los avances políticos y sociales obtenidos en la Ciudad de México, al tiempo que compartió las experiencias de su país en los últimos años y reafirmó la postura del presidente Barack Obama para que en Estados Unidos no haya ningún grupo social excluido de los derechos humanos.

Durante la reunión se abordó el tema del fallo de la Suprema Corte de los Estados Unidos contra de la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA por sus siglas en inglés) y el revés a la Proposición 8 que prohibía los matrimonios igualitarios en el estado de California, al cual coincidieron los presentes en que fue es un suceso histórico que tendrá repercusiones positivas para los Estados Unidos y, afirmaron, para el resto del mundo.

Al encuentro asistió personal LGBTI de la embajada estadounidense que pertenece a Orgullo de Gays y Lesbianas de las Agencias de Relaciones Exteriores (GLIFAA por sus siglas en inglés), y los activistas Enrique Torre Molina, Alex Alí Méndez, Lolkin Castañeda, Bertha de la Maza; los periodistas Genaro Lozano y Antonio Medina, además del ex diputado local del Partido de la Revolución Democrática, David Razú; y Judith Vázquez, funcionaria de la Delegación Miguel Hidalgo; así como Marlene Ortiz, del GDF.


Embajador Wayne es anfitrión de mesa redonda con líderes del sector LGBT en Ciudad de México

*Esta nota se publicó en el sitio web de la Embajada de Estados Unidos en México el 26 de junio de 2013.

reunión 26jun2013El Embajador de los Estados Unidos Earl Anthony Wayne se reunió el día de hoy con nueve líderes del sector LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero) con el fin de conmemorar el Mes de Orgullo Homosexual.  El grupo consistió de defensores de derechos humanos, académicos, periodistas, blogueros, funcionarios gubernamentales locales, y líderes empresariales que han trabajado desde sus sectores en el avance de los derechos de las personas LGBT en México. Los activistas estuvieron acompañados por el capítulo de Lesbianas y Gays de las Agencias del Servicio Exterior de los EUA (GLIFAA), una organización no lucrativa que representa a personas LGBT que trabajan en el servicio exterior de los Estados Unidos y a sus familias.

Los participantes de la mesa redonda dieron la bienvenida al fallo de la Suprema Corte de los Estados Unidos del 26 de junio de eliminar la Ley de Defensa del Matrimonio, una decisión que también celebró el Presidente Obama (http://www.whitehouse.gov/doma-statement). El Presidente Obama sostuvo que “este fallo es una victoria para las parejas que por largo tiempo han luchado por igualdad bajo la ley…Las leyes de nuestro país están actualizándose a la verdad fundamental que millones de estadounidenses llevan en sus corazones: que cuando todos los estadounidenses son tratados con igualdad, sin importar quienes sean o a quien amen, todos somos más libres”.

En la reunión el grupo de participantes abordó los éxitos que ha tenido el movimiento de derechos humanos LGBT en México y los retos que el sector enfrenta. El grupo intercambió ideas acerca de los esfuerzos que han funcionado en México y en los Estados Unidos para avanzar los derechos de las personas LGBT y conversaron sobre las posibles áreas de colaboración entre los dos países. El Embajador Wayne subrayó ejemplos de apoyo de los Estados Unidos para los derechos de la comunidad LGBT tanto en las Naciones Unidas como en el hemisferio occidental. Embajador también hizo eco de lo que el Secretario Kerry dijo recientemente: “Las personas LGBT deben de ser libres de ejercer sus derechos humanos—incluyendo su libertad de expresión, libertad de religión y libertad de asamblea y libre asociación—sin temor a represalias. Los derechos humanos y las libertados fundamentales pertenecen a todos los individuos, sin importar su orientación sexual o su identidad de género”.


Gabriel entrevista a Lol Kin

*Una versión más corta de esta entrevista que edité, hecha por Gabriel Gutiérrez, se publicó en Ohm en julio de 2012. Gabriel es periodista en temas LGBT. Conduce el programa Código Diverso en Código DF, estación de radio de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Judith Vázquez y Lol Kin Castañeda el día que se casaron. Foto cortesía de Lol Kin.

Lol es activista, política, y trata de buscar siempre el consenso. Ha organizado marchas del orgullo en la Ciudad de México y en 2010, junto con su esposa Judith, fue de las primeras parejas del mismo sexo en casarse en el DF. En ese mismo año, ganó una demanda contra el IMSS para garantizar la seguridad social a la que tienen derecho como pareja. Por primera vez para Ohm nos cuenta sobre las candidaturas, el activismo y las próximas marchas de orgullo gay.

La gente te ubica en activismo político, defensa de derechos humanos y democracia, como una mujer mexicana, lesbiana. Mi compromiso suele ser crítico, no parcial o de amiguismos, y es allí donde baso mis esfuerzos en convocar a acciones conjuntas y colectivas que nos permitan reflexionar respecto a un mismo tema, y con base en esa reflexión, asumir riesgos colectivos.

Buscaste una candidatura plurinominal por el PRD al congreso federal. ¿Por qué brincarte la lógica de ir primero por la Asamblea Legislativa del DF? En el DF hemos avanzado en términos de organización. Emanados de eso, en términos legislativos hemos impulsado leyes que garantizan los derechos de las personas no heterosexuales de manera particular. El DF es la ciudad que tiene representativamente más organizaciones con más tiempo trabajando en el tema. Y no sólo por el movimiento LGBT. Es una ciudad donde los movimientos sociales han facilitado esa transformación colectiva: movimiento feminista, urbano popular, estudiantil del 68. Eso ha permitido que como sociedad cambiemos y que se ancle la democracia en la ciudadanía. Pero el trabajo tiene que realizarse hacia el resto de los estados, por eso la idea de ir hacia la Cámara de Diputados.

¿Se debe tener una candidatura LGBT al interior de los partidos? Sí, si sabemos a qué va. Tenemos que preguntarnos cuáles son los temas a defender, quién define esa agenda, si pasa por una definición individual o por un consenso. En términos prácticos, una candidatura LGBT por sí sola no es un plus. Ha habido varias, y eso no necesariamente suscita una transformación colectiva. Los derechos humanos tienen que ver con un compromiso político. Como vimos en 2009 en la ALDF, quien definió el tema de matrimonios del mismo sexo fue David Razú, y no es gay. La mayoría de ministros en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al menos públicamente, son heterosexuales. En la medida en que no haya consensos y procesos colectivos, una candidatura LGBT no cambia nada.

Desde un proceso crítico, hace falta cuestionarnos cómo nos estamos organizando e incentivando la participación. La acción directa no puede ser un capricho personal. El activismo tiene que pasar por un debate plural y democrático, que no significa que todos debamos coincidir, sino expresarnos y llegar a un consenso. En ocasiones, la pasión rebasa la estructura de la participación política. Pasión que te hace amar o aborrecer a la persona de enfrente, que tendría que ser tu compañero de lucha y a quien no le concedes respeto, le aniquilas o le promueves una guerra. En el pasado proceso se llegó con certeza a la precandidatura, la única propuesta ciudadana externa era la mía y las demás estaban en una lógica de partido, jugando posiciones y no necesariamente tomando acuerdo para defender nuestros derechos.

Mencionas “colectividad” y “política”. Tenemos una marcha del orgullo dividida, los lectores de Ohm ven un colectivo dividido, apolitizado, al que presuntamente le vale hasta que se encienden las pasiones que mencionas. ¿Necesitamos insertarnos en partidos? Había ofertas suficientes para representaciones ciudadanas, candidaturas que vinieran de la sociedad y fue el PRD quien tomó otras definiciones, no se comprometió con la diversidad sexual. En sentido estricto ni siquiera pudimos competir por un espacio. No creo que haya sido una falta de compromiso. Pasó por otra lógica de poder de un partido que resultó en esta ocasión negligente hacia la ciudadanía. Lo del movimiento, tenemos que reconocer que estamos fragmentados en el sentido más claro porque somos distintos.

Hay quienes quieren participar en un partido político u otro, quienes trabajan en materia de salud, educación, derechos humanos, quienes sólo hablan de VIH, o quienes sólo trabajan con lesbianas. Aquellos que incidimos en términos políticos tenemos que aprender a trabajar con eso: fragmentos. Quienes hacemos este esfuerzo de coordinación tenemos que facilitar procesos colectivos. No somos la única voz, no tenemos un voto de calidad. Tenemos que pensar desde nuestro lugar: ¿cómo facilito el trabajo de manera operativa? Para que una ruta se vaya al cabildeo, otra a medios de comunicación y otra a la sociedad civil. Ése es el arte de sumarse.

Me parece maravilloso que haya dos marchas. A 34 años de distancia, no son los mismos objetivos, la misma gente, la misma lógica, las mismas demandas. Lo grave es que una y otra tienen un discurso condenatorio a la otra propuesta, que una marcha pretenda decir “ésta es la buena y la legítima”. Tendríamos que decir “esta marcha tiene estas características y, si no te gusta, vete a la otra que tiene otras características”. Lamentable que quienes están al frente de uno y otro comité no tengan esta responsabilidad de ser una voz colectiva de mucha gente que no entiende esta utilización de recursos y de la marcha misma para fines personales, y que sí salen realmente a las calles a buscar un espacio y una identidad. Y se encuentran con discursos de odio y de discriminación, de “si no vienes conmigo y te vas a la otra, entonces estás contra mí”.

¿Qué sigue para Lol Kin? El compromiso con el que he participado desde el activismo de derechos humanos, en temáticas que me permiten poner todo mi esfuerzo y construir, y dormir cada noche tranquila. Nadie me debe nada y no le debo nada a nadie. Continúo en este camino. Ahora voy a estar en el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) en la Dirección de Políticas Públicas. Seguiré trabajando por la igualdad y la no discriminación, ahora como funcionaria, pero de la mano de organizaciones sociales, activistas y academia. Hay mucho que construir sobre todo para personas transexuales y transgénero en toda la República.


Héroes de la Inclusión Social

Americas Quarterly es una revista sobre análisis político, económico, de desarrollo social y políticas públicas en el continente americano. Con cuatro números al año de contenido inteligente y fresco se ha convertido en una de mis favoritas.

Hace unos meses invitaron a sus lectores a proponer Héroes de la Inclusión Social en los distintos países de la región. Héroes que merecen ese título porque, desde sus respectivos ámbitos de acción, han trabajado a favor del respeto a los diferentes géneros, orientaciones sexuales, razas, condiciones sociales, etcétera. Héroes que han contribuido al progreso mediante el combate a la discriminación.

Sugerí a un personaje que admiro y mis motivos fueron tomados en cuenta: David Razú, diputado local en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (donde preside la Comisión de Derechos Humanos), es uno de los 24 en la lista en el nuevo número de AQ.

David acompañado de Lol Kin Castañeda y Judith Vázquez. Foto de Keith Dannemiller en AmericasQuarterly.org

Los invito a leer la pieza donde David habla de su rol en hacer de la Ciudad de México la primera entidad en Latinoamérica con matrimonio legal para parejas homosexuales.

Gracias a Ryan Berger (editor asociado de AQ) por el aviso.