Conferencia Mundial de ILGA (fotos)

Ayer tuve la oportunidad de conversar sobre los retos en los medios de comunicación, inclusión laboral y derechos de personas LGBT con activistas y periodistas de México, Estados Unidos, Cuba, Sudáfrica, China, Argentina, Nicaragua, Brasil, Suecia, El Salvador, Guatemala y seguro otros países que ahorita se me escapan.

Tantas cosas interesantes sucediendo en nuestro mundo. Tanto que hacer. Tantos con quienes trabajar y de quienes aprender. Gracias a ILGA por el espacio y mucho éxito el resto de la semana en la conferencia.

medios medios2 medios3 medios4 medios5 medios6 medios7 medios8 medios9inclusión laboral

Advertisements

Gatopardo: callar el grito

*Alejandra González publicó este texto en Gatopardo el 24 de junio de 2014.

Lo que sucede en la cancha y la tribuna durante un partido de futbol, o cualquier otro deporte, no se queda sólo ahí. Un mundial es también un encuentro de culturas, razas, creencias, valores y vicios.

Entre la afición mexicana gritar “puto” al portero rival anticipando cada saque de meta, se ha convertido en una tradición. No es fácil identificar cuándo empezó a usarse, pero un porra del Atlas de Guadalajara presume haberlo inventado alrededor del 2003 como castigo a Oswaldo Sánchez, portero que inició su carrera en ese equipo, pero que posteriormente se cambió a Chivas, su principal rival.

Diez años después, el ya mundialmente famoso “¡Puto!”, atrajo la atención de la organización independiente Fare (siglas en inglés para “Futbol contra el racismo en Europa”) –red dedicada a combatir la discriminación en el futbol europeo–, que contactó a la FIFA de manera oficial para que se abriera una investigación disciplinaria por conducta inapropiada de los espectadores durante los partidos Camerún-México y México-Brasil. La afición brasileña se había contagiado del popular grito y le hizo competencia a México gritándolo durante su enfrentamiento del 17 de junio.

Sin embargo ayer, apenas una semana después del inicio de esta investigación, la FIFA anunció que su Comité Disciplinario decidió absolver a la Federación Mexicana de Futbol y descartar todos los cargos al considerar que “el incidente en cuestión no es considerado insultante en este contexto específico”.

Cabe mencionar que para la FIFA sancionar a México habría significado recibir presiones para castigar también al equipo anfitrión y sabotear irremediablemente esta edición de su evento y negocio más importante. La FIFA decidió pasar de largo el incidente quizá también para no prolongar un debate del que difícilmente saldría bien librado, tras elegir como sede de los próximos mundiales a Rusia y Qatar, ambos bajo la mira internacional por la violencia que se ejerce en esos países contra mujeres y homosexuales.

Además, ello pondría el dedo en la llaga a otro tema sumamente incómodo para la organización: la presunta corrupción que llevó a la elección de Qatar como sede del mundial de 2022. Diarios como el Sunday Times revelaron hace algunas semanas que Mohamed bin Hammam, un ex directivo de la FIFA de origen qatarí, pagó hasta 5 millones de dólares a directivos del fútbol africano para asegurar un buen puñado de votos para su país.

Además, la revista France Football denunció que Ángel María Villar (Presidente de la Real Federación de Fútbol de España y vicepresidente de la FIFA y la UEFA), Florentino Pérez (presidente del club Real Madrid) y Sandro Rosell (expresidente del club Barcelona), ejercieron presión para apoyar la candidatura Qatar. De acuerdo con el medio francés, los tres hicieron un “acuerdo secreto” para conseguir el voto favorable de países como Guatemala, Argentina, Brasil y Paraguay.

Más allá de la decisión de la FIFA y de su cuestionable autoridad moral, en México el tema levantó un valioso debate en diversos medios de comunicación y redes sociales. Muchos periodistas y líderes de opinión como Daniel Moreno y Antonio Martínez Velázquez publicaron artículos al respecto. Martínez Velázquez dijo no encontrar al grito homofóbico ni discriminante, pero aplaudió el hecho de que cada vez más entidades particulares reflexionen en torno a la posibilidad de acotar derechos reconocidos, en este caso el de libertad de expresión.

Facebook, Twitter, YouTube o la FIFA son particulares masivos con efectos públicos y son ellos los que probablemente no atiendan a ninguna tradición jurídica  para decidir qué se dice y qué no; con un razonamiento que no es del todo público y que no pasa por el Estado,

escribió en su blog.

En defensa del grito se ha dicho que la palabra “puto” tiene otras acepciones; que es parte del idioma vernáculo; que en medio de la pasión deportiva no es posible ser demasiado políticamente correctos; que prohibirlo es frenar la libertad de expresión; que los estadios son espacio para la catarsis, etcétera. Pero es cierto también, como escribió en su artículo de la semana pasada el periodista Daniel Moreno, “que la libertad de expresión no es absoluta. Y que las palabras importan, algo dicen y que, en este caso, específicamente reflejan nuestro desprecio a una comunidad”.

Puto es una forma despectiva de referirse a alguien que es homosexual, es un insulto. Si alguien lo quiere usar como sinónimo de cobarde o de otra cosa, pues hay que gritar cobarde o esa otra cosa,

dijo el activista y periodista Enrique Torre Molina en entrevista para Gatopardo. “Es la misma palabra que han escuchado muchos hombres a los que han asesinado por ser gays,” agregó. Sin embargo, considera que prohibir su uso no sería una medida certera para atacar el problema. “Prohibir elimina la parte más rica de todo este debate, y la posibilidad de reflexionar y preguntarnos de dónde viene todo eso,” afirmó.

José Flores Sosa, director editorial de Betazeta Networks, una red de blogs en América Latina, ha dedicado muchos artículos a tratar temas relacionados con la comunidad LGBT, y es además un gran aficionado al futbol. Flores contextualiza el grito dentro de un estadio como un espacio catártico donde los asistentes muestran su lado más visceral y nacionalista. “Podríamos decir que el fútbol está, por sí mismo, marcado por la otredad; en ese sentido, no se busca sólo alentar al equipo propio, sino intimidar y sobajar al contrario,” dijo a Gatopardo.

Es muy claro que en el imaginario del futbol la virilidad se resalta como un valor central, y la homosexualidad, junto con lo femenino, se presenta como la antítesis. “Los entrenadores piden que le entres a la bola ‘como hombre’, que no le pegues ‘como niña’ y que ‘no seas puto y juegues’”, explica Flores. “Es manifestación de una homofobia muy arraigada en nuestra cultura y ésa es la más peligrosa, porque se ha hecho invisible,” afirma.

Ricardo Bucio Mújica, presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), habló del tema en un texto para Animal Político, en donde enfatiza que la palabra “puto” es expresión de desprecio y rechazo.

Es negativa, es estigma, es minusvaloración. Homologa la condición homosexual con cobardía, con equívoco… El sentido con el que se da este grito colectivo en los estadios no es inocuo; refleja la homofobia, el machismo y la misoginia que privan en nuestra sociedad.

De cara al Torneo Apertura 2012, la Federación Mexicana de Futbol presentó un nuevo Código de Ética para el futbol mexicano, cuyo artículo 6º precisa: “Todo aquel involucrado, directa o indirectamente, con la FMF y sus integrantes, deberá respetar la dignidad de las personas y abstenerse de llevar a cabo cualquier acto discriminatorio”. El problema radica, por supuesto, en encontrar la forma de aplicar estas reglas.

Hoy por la mañana, en entrevista con Carmen Aristegui, Miguel “el Piojo” Herrera dijo estar aliviado de que la Federación Mexicana no haya sido sancionada, y a pesar varios intentos de la periodista por lograr que el director técnico se pronunciara en contra del controversial grito, Herrera no tuvo empacho en repetir que él no lo considera un acto de discriminación.

Mientras tanto, y más allá del debate, ayer en el partido de México contra Croacia, el grito de “puto”, no sólo se escuchó más fuerte que nunca en los saques de meta, sino que se extendió también a los tiros de esquina.


Silenciados

La primera vez que leí sobre un joven golpeado por la homofobia de otros me asusté mucho. Nunca me han agredido físicamente por mi orientación sexual en ningún lado. Y pensar que eso podía pasar, que alguien es capaz de lastimar por el odio que otros le generamos, me sacudió.

Cuando conocí a la mamá de Matthew Shepard y, años después, cuando leí sobre Daniel Zamudio, sentí algo similar. Y me sentí muy triste. Sobre todo porque Matthew y Daniel fueron asesinados cuando tenían más o menos la misma edad que yo cuando conocí sus respectivas historias.

Después de enterarme de tantos casos, como probablemente les pase a muchos, he desarrollado resistencia. Son tantos, tantos, tantos que, como cualquier otro tipo de noticia, después de un rato deja de escandalizar. Porque esto es todos los días: episodios de acoso escolar, chavos expulsados de su casa o que deciden irse porque el rechazo de sus papás es insoportable, que intentan suicidarse y lo logran, que son golpeados por policías… Chin. Terrible eso de la homofobia. Ojalá cada vez suceda menos. Pobre chavo. Pobre de su familia. Lo bueno es que la cosa va mejorando poco a poco. El shock desaparece. Da un poco lo mismo porque es uno más.

Pero cada uno de esos casos tiene cara y tiene nombre: un prisionero homosexual de los nazis. Octavio Acuña, activista asesinado en Querétaro. Jesús Prieto, un gay cristiano que trata de conciliar su orientación sexual con su religión. Paulina, mujer transexual asesinada por la policía en Guatemala. Mateo Rodríguez, víctima de bullying en un colegio de Madrid.

De ellos habla Silenciados, la obra de Gustavo del Río que cuenta cinco historias de quienes han sido callados por el odio de otros. Gustavo, Juan Caballero, Pedro Martín, Jonatan Fernández y Nicolás Gaude, talentosos actores y bailarines, nos meten por unos minutos a los mundos de cada uno de esos cinco personajes.

Hay momentos chistosos: el activista tratando de hablarle a asistentes de una marcha del orgullo LGBT y sumarlos a su causa, sin mucho éxito gracias al carnaval que sucede alrededor. Chistosos y patéticos: cuando un chico ensaya gestos y corrige su postura para verse menos femenino en la escuela, escena familiar para muchos que hemos cuidado esos detalles, además del tono de voz, cada movimiento, las palabras que elegimos para expresar una emoción, a dónde volteamos a ver en una fiesta o una playa, para que no se te note.

SilenciadosSilenciados2Sin demasiada pretención, la obra carga con un mensaje poderoso sobre algo sencillo, como dijo Pedro en la charla con el público al final de la función del domingo: “Tenemos que ser libres y hay gente que no quiere que seamos libres, que quiere silenciarnos.”

Después de una exitosa presentación en Mérida, Silenciados tuvo dos funciones en la Sala Héctor Mendoza de la Compañía Nacional de Teatro en DF, y continúa su gira en Colombia. Muchas felicidades a Gustavo y Sudhum Teatro.


Transnational unity: Latin America went purple for Spirit Day

From GLAAD’s blog:

This year saw an outpouring of support for Spirit Day (October 20) from community members, organizations, media outlets, corporations and celebrities like Jenni Rivera, Elvis Crespo, Paulina Rubio and Kate del Castillo. But notably, this year also witnessed the messages of LGBT youth empowerment and anti-LGBT bullying spreading throughout LGBT communities across Latin America. What started last year as a Facebook event created by teenager Brittany McMillan is now turning into an annual transnational movement, signaling that anti-LGBT bullying is not just a U.S. issue.

Brazil’s oldest LGBT organization, Grupo Gay Da Bahia, notable for being the South American nation’s source for LGBT human rights statistics, teamed up with GLAAD to promote Spirit Day and translated GLAAD’s Spirit Day content into Portuguese. Two Costa Rican organizations—one a college LGBT organization and the other a media outlet —created a Facebook event in honor of Spirit Day that called for people throughout the world to wear purple; the event received 30,000 RSVPs. Guatemalan LGBT online portal GayGuatemala.com spread the word via Twitter and published instructions on how to go purple. Other organizations that teamed up with GLAAD for Spirit Day include Transfeministas (Ecuador), Movimiento por la Diversidad Sexual (Chile) and Lazos Solidarios En Acción (El Salvador).

Major and grassroots media in Latin America also covered the global Spirit Day efforts. Terra.com, a Brazilian-based web portal in the U.S., Spain and 16 Latin American countries, published an article about Ivonne Ortega, governor from the state of Yucatan in Mexico and her public support for Spirit Day. The Mexican lifestyle magazine, Quién, one of the most widely-read magazines of that genre in the country, ran a story on Ricky Martin and his support for Spirit Day. In the blogosphere, Brazilian LGBT blog Gmais covered Grupo Gay Da Bahia’s collaboration with GLAAD on Spirit Day. Mexico-based blogger Enrique TorreMolina blogged about Spirit Day, and the piece was picked up by Mexican LGBT website Enehache. Spirit Day also received online support from Mexican Internet TV network Canal G, who changed their website to purple; Online Mexican LGBT magazine MidOpen changed their Twitter and Facebook profile pictures to a Spirit Day badge; and Mexican visual artist Francisco Coronado changed his blog to purple.

-Brian Pacheco, Monica Trasandes and Enrique Torre Molina contributed to this report


Solidaridad transnacional: América Latina de morado para el Día del Espíritu

Copio del blog de GLAAD:

Este año se vio mucho apoyo para el Día del Espíritu (Octubre 20) de miembros de la comunidad, organizaciones, los medios de comunicación, empresas, y celebridades como Jenni Rivera, Elvis Crespo, Paulina Rubio y Kate del Castillo y Maria Celeste Arrarás de Al Rojo Vivo en Telemundo. Pero muy notablemente, este año también fue testigo de una gran difusión de mensajes en pro del empoderamiento y en contra del acoso de los jóvenes LGBT por la comunidad LGBT en toda América Latina. En efecto, lo que comenzó como un evento por Facebook creado por la adolescente Brittany McMillan el año pasado ahora se está convirtiendo en un movimiento transnacional, señalando que el hostigamiento contra jóvenes LGBT no es sólo una cuestión estadounidense, sino global.

La organización LGBT más antigua de Brasil, el Grupo Gay da Bahia, destacada por ser la fuente líder de información y estadísticas en lo referente a e los derechos humanos de personas LGBT en la nación sudamericana, se asoció con GLAAD para promover el Día del Espíritu y también tradujo el contenido del Día del Espíritu de GLAAD al portugués. En Costa Rica, dos organizaciones —la una LGBT universitaria y la otra mediática—se unieron para crear un evento por Facebook en honor al Día del Espíritu, animando a que la gente por todo el mundo usara morado; el evento recibió 30.000 reservaciones. El portal LGBT guatemalteco GayGuatemala.com difundió el mensaje a través de Twitter y publicó en su sitio web instrucciones para usar morado. Otras organizaciones que se sumaron al Día del Espíritu incluyen Transfeministas (Ecuador), Movimiento por la Diversidad Sexual (Chile) y Lazos Solidarios En Acción (El Salvador).

Los medios grandes y de base local en América Latina también cubrieron los esfuerzos globales que se hicieron para el Día del Espíritu. Terra.com, un portal con sede en Brasil que cuenta con operaciones n EE.UU., España, y 15 países de América Latina, publicó un artículo sobre Ivonne Ortega, la gobernadora del estado de Yucatán en México, y su apoyo público para Día del Espíritu. La revista de sociales, Quién, una de las más leídas de ese género en México, publicó un artículo sobre Ricky Martin y su apoyo para el Día del Espíritu. Paaando a la blogósfera, en el blog brasileño LGBT Gmais se cubrió la colaboración del Grupo Gay da Bahia con GLAAD para el Día del Espíritu. Enrique TorreMolina, basado en México D.F., escribió en su blog una entrada sobre el Día del Espíritu que fue replicada por el portal LGBT Enehache. El Día del Espíritu también recibió mucho apoyo en línea desde México, incluyendo el canal de televisión en línea LGBT Canal G, la revista en línea LGBT MidOpen, y el artista visual Francisco Coronado, sitios de los cuales fueron cambiados a morado.

–Daniel Alvarenga, Brian Pacheco y Enrique Torre Molina contribuyeron a este reporte