GLAAD Media Awards

Each year the Gay and Lesbian Alliance Against Defamation (GLAAD) gives out a number of media awards to honor outstanding images and stories of LGBT people. Since they first began in 1990, they’ve become the single most prestigious recognition of its kind. In 2012, the 23rd GLAAD Media Awards were presented in ceremonies in New York, Los Angeles and San Francisco. This last one just took place last weekend.

A few weeks ago I talked to Rich Ferraro, Director of Communications at the organization, about the awards and the organization’s influence in the media.

How did the GLAAD Media Awards start? What is their purpose?
GLAAD is an organization that works with the media to tell stories about lesbian, gay, bisexual, transgender people. We work with a wide range of media from entertainment outlets, movie studios and TV networks to national news outlets in America, religious press, sports media, online media. We’ve seen that when people hear stories about LGBT people, and allies of LGBT people, they come to learn that LGBT people deserve the same opportunities as they do.

The GLAAD Media Awards honor those stories. They began with an awards ceremony in New York 23 years ago with just a handful of honorees, because LGBT issues were not so spoken about in the media, and certainly not spoken about in a positive way. We wanted a way to say you’re doing a good job, and we want others to follow. And now what we’ve seen is that the awards have become the most visible LGBT event in America, and likely around the world. We’ve had celebrities from Ricky Martin to Ellen Degeneres and Josh Hutcherson, star of The Hunger Games.

Can you tell me about the process of choosing honorees?
We have nominees in English and Spanish-language for a total of 35 categories including news, entertainment, TV, film, as well as some smaller parts of our culture like theatre, comic books, where stories of LGBT people are impacting our culture and creating change. GLAAD has a series of volunteer juries with expertise and with industry experience in all of these different areas. The juries come up with a pool of nominees with a termometer in the media year-round, whether it’s music artists who have used their recent albums to raise awareness on LGBT issues, or monitoring local news media.

GLAAD’s Board of Directors, staff and some of our major donors choose. They vote on the winners. The criteria for voting on the awards recipients is that they are fair, accurate and inclusive of our community, of the full diversity in the LGBT community, it should be original content, a news story that we haven’t heard before, tactful, reaching Americans and those around the world, and overall quality.

Ricky Martin, award winner.

There are three ceremonies. Is there a different set of categories or audience for each? Do they have different goals?
The goal of each ceremony is to provide a platform for celebrities and media outlets to talk about their support for LGBT people. It is also to honor public figures and media outlets who are doing an exemplary job. The GLAAD Media Awards have become an industry benchmark that a lot of different movie studios, production companies, newspapers and television networks strive for. They want this recognition. They want to know that they are doing a good job for our community.

The GLAAD Media Awards are also a fundraiser for GLAAD’s work year-round to tell stories of LGBT people. The awards in the three different cities are part of our fundraising. It’s also kind of a way for us to get in front of different communities around the country. In addition to the people who attend the events, each of these has a program with young adults, LGBT and their allies, who come to the awards for free through generous donations from our sponsors. They are able to interact with others like them, to say hello to celebrities who support them for who they are, and they get to see the show.

Do you think the GLAAD Media Awards somehow help push forward or enhance someone’s career, a certain media or show’s success?
I think what they’ve done is they’ve pushed celebrities, public figures and media to do a better and more proactive job at telling LGBT stories.

Cory Monteith and Naya Rivera, stars of “Glee” and this year’s hosts at the NYC ceremony.

Speaking of GLAAD’s work more generally, where does GLAAD draw the line between calling out on media’s unfair representation of LGBT people and issues, holding them accountable for their words and images, and making it seem as if GLAAD is maybe trying to censor the media?
More and more when we’re calling out celebrities or media outlets, we’re trying to do more than just get an apology. We’re trying to make it a teachable moment for our culture, and we’re trying to start a national dialogue.

Last year Tracy Morgan, a comedian and actor, made a joke in a standup routine that if his son was gay he would stab him. At GLAAD we hear stories when we work with organizations such as The Trevor Project, we know of the harm and what could happen to LGBT young people when their parents don’t accept them. We’ve also heard terrible stories about the violence that LGBT people face. What we wanted with Tracy was not to bully him into an apology, not to get a two-sentence press statement, but we wanted to use that as a way to really start a national dialogue about what it means when parents reject their LGBT kids, and the violence that LGBT people face.

We spoke with Tracy Morgan, we told him we wanted to take him to The Ali Forney Center, which is a homeless shelter for LGBTs in New York City. He went there with us, he met with young adults whose parents didn’t approve of who they were, and as a result these kids were turned away. Thankfully they had an organization such as The Ali Forney Center to welcome them.

Tracy then spoke with the media and told his fans, who are people that maybe wouldn’t generally hear of this, about why they should accept LGBT people. They heard from someone they admire and from someone whose career they follow that the right thing to do is to accept your kids no matter what. We also worked with teens at The Ali Forney Center to get them to talk about their own stories in the press. After they met with Tracy they went to The Daily News, The Wall Street Journal, MTV News, to some really powerful and international news publications so they could talk, not only about meeting with Tracy but also about their own personal stories.

More and more we’re really trying to push the envelopes. It’s not so much about GLAAD versus the media. It’s about GLAAD telling a wider story.

You can follow Rich Ferraro and GLAAD on Twitter, learn more about GLAAD Media Awards and this year’s honorees here, and read about a project I collaborate with on GLAAD’s blog.


Les Nouvelles: Me growing up

*Colaboración de Lourdes Alvaradejo (lulu@enriquetorremolina.com).

Hace unos días Naya Rivera (Santana en Glee) fue la encargada de presentar los GLAAD Media Awards en Nueva York, ceremonia en la que se reconoce a las representaciones positivas de la comunidad LGBTTTI en la industria del entretenimiento y periodismo. Durante su intervención, Naya dijo que hacían falta más personajes gays en televisión. En su reporte Where are we on TV 2011-2012 la organización indica que del total de personajes regulares que hubo en televisión durante esa temporada únicamente 2.9% pertenecían a la comunidad LGBTTI (decremento comparado con 3.9% en el reporte 2010-2011). Si bien podríamos iniciar un debate sobre la importancia de tener más visibilidad en los medios masivos de comunicación -especialmente los personajes lésbicos, que parecen desaparecer cada vez más de la mente de los escritores de televisión-, me gustaría presentar a los personajes que marcaron una diferencia cuando estaba creciendo. Creo que mi perspectiva hubiera sido muy diferente si hubiera visto sweet lady kisses en televisión cuando tenía 13 años.

Sin particular orden de importancia, les presento entonces a los personajes que me acompañaron a través de la televisión:

Jack McPhee (Dawson’s Creek, 1998) Si no me equivoco (y Wikipedia no me dejará mentir), fue en la segunda temporada cuando Jack sale del clóset y en la siguiente comienza a salir con un estudiante que conoce en un viaje. Las cosas no funcionan entre ellos, pero después Jack comienza a andar con Toby y son felices un tiempo. En ese momento yo tenía como 13 años. No fueron sweet lady kisses ni creo haber visto la temporada cuando tenía 13, pero seguramente vi las repeticiones cuando tenía como 16 y muchas dudas que tenía las aclaró Jack. Si él podía tener un novio, ¿podía tener yo una novia? Unos años después, cuando oficialmente comencé a salir a antros gays (porque uno cree que es ahí donde potencialmente encontraría novia), pensé que mi historia era un poquito como la de Jack: primero mucho wishful thinking con alguien que realmente ni te gustaba, pero estaba ahí y era lencha como tú, para luego entender esto y dar paso a entenderte mejor y a formar tu identidad.

Jessie (Once and Again, 1999) Nunca seguí fielmente esta serie, pero recuerdo el día en que prendí la tele y ahí estaban: dos niñas besándose. La relación de Jessie (Evan Rachel Wood) y Katie (Mischa Barton) comenzó en 2002, durante la última temporada de la serie. Recuerdo haber comenzado a verla sólo para saber qué pasaba.

Alex (The O.C., 2003) La vi desde el principio, porque cuando uno tiene 16 años aparentemente sí tiene esa capacidad de seguir puntualmente una serie de televisión. En la segunda temporada apareció Alex y de pronto resultó que no sólo salía con un hombre, sino también con una mujer. Gracias, televisión por cable. A los 17 años, después de que cortaron abruptamente Once and Again y nunca supe qué pasó con Jessie y Katie, me presentaron a Alex y Marissa, que si no eran necesariamente un ejemplo de estabilidad al menos le mostraban al mundo posibilidades. Y dentro de ese mundo estaba yo con mis dudas.

Marco y Paige (Degrassi: The Next Generation, 2001) En algún punto de mi adolescencia comencé a ver este programa, que, supongo, es el que permitió que años después existieran Skins y otros. El primer personaje que llamó mi atención fue Marco. Me tocó ver su salida del clóset, pero la parte que verdaderamente llamó mi atención entonces fue cuando Paige comenzó a salir con Alex.

Willow y Tara (Buffy the Vampire Slayer, 1997) No fui fan de Buffy, pero fue casi imposible no saber sobre Willow y Tara y la conmoción que causaron en el mundo. Me acuerdo que todos hablaban sobre eso y, si hoy a la gente de pronto le cuesta trabajo ver a Santana y Brittany en Glee o a Arizona y Callie en Grey’s Anatomy, imagínense la controversia que fueron Willow y Tara a finales de los noventa.

That was me growing up.


Viralistas

“Una duda es el motivo de este documental.” Con esa frase arranca Ilana Sod la narración de Viralistas, que estrenó MTV Latinoamérica el pasado 1 de diciembre con motivo del Día Mundial de la Lucha Contra el Sida. El objetivo es apoyar a agentes de que cambio que, de manera creativa e innovadora, buscan educar, prevenir y erradicar la epidemia del VIH en la región y la discriminación hacia quienes viven con el virus.

De acuerdo con Ilana, Corresponsal Senior, Editora en Jefe para el Departamento de Responsabilidad Social de MTV y productora general del documental,

La diversidad de las ideas presentadas no sólo demuestra el ingenio de los jóvenes en América Latina, también nos deja conocer de cerca la interpretación local de cómo prevenir el alcance de un asunto global … Viralistas porque multiplican su mensaje con métodos poco convencionales.

Ilana Sod durante la presentación de “Viralistas” en Cinépolis Diana, 29 de noviembre de 2011.

Después de que el canal lanzara una convocatoria en mayo, a la cual respondieron 120 proyectos de varios países, eligieron 58, algunos de los cuales son presentados en el video. Viralistas es el quinto de la serie de documentales Agentes de cambio que realiza el canal de música. Sus protagonistas recibieron también capital semilla y tutoría para continuar con sus proyectos.

Dos días antes del estreno en televisión e internet se realizó una proyección para medios de comunicación y otros invitados en la Ciudad de México. Estuvieron presentes Ilana, Tatiana Pérez Petrone (de Ashoka México y Centroamérica), Miguel Franco (de MAC Cosmetics en México y Centroamérica), Lorena Guillé (de Fundación Cinépolis) y el actor Alan Estrada.

Alan Estrada, Ilana, Tatiana Pérez Petrone, Miguel Franco y Lorena Guillé durante la presentación de “Viralistas” en Cinépolis Diana, 29 de noviembre de 2011.

Ilana comentó que MTV lleva cinco años generando contenidos de responsabilidad social y que ahora aprovecha el peso que tiene Ashoka (organización líder en emprendedurismo social) en ese sentido. Mostrando los diferentes sectores de población y diversidad de personas que viven con VIH se está impactando no solo en el aspecto preventivo sino también en la no discriminación hacia ellos. El documental es prueba de que el virus está en todos lados, edades, oficios y orientaciones sexuales.

Se incita mucho al sexo, pero no al sexo seguro.” Esa cita, del documental, toca un punto fundamental en el tema de la lucha contra el VIH. Abordarlo representa un verdadero reto a las marcas y medios de comunicación que ya han probado que el sexo vende. ¿Cómo hacer que el sexo seguro sea un tema sexy también?

El video es lo mejor que he visto de parte de MTV en mucho tiempo. Además de mostrarnos proyectos y personajes realmente propositivos (porque un tema tan difundido y aburrido necesita conversarse de nuevas maneras), la factura es impecable e incluye datos padres más allá del tema principal – como que la Alameda Central es el parque más antiguo de la Ciudad de México. Qué gusto ver que MTV está pendiente de su audiencia y sigue siendo líder en edutainment. Ojalá todos los conductores del canal tuvieran presente quiénes los ven y cuál es el impacto del contenido que proponen.

Gracias a Guillermo Reyna de MTV Networks México por las atenciones. Pronto, en este blog, más información sobre los personajes que aparecen en el documental.


De morado contra el bullying

Este jueves 20 de octubre, GLAAD invita a todos -hombres, mujeres, heterosexuales, gays, trans, et cetera- a usar morado en apoyo a jóvenes LGBT. Es el Día del Espíritu o Spirit Day, fecha creada en 2010 para mostrar solidaridad con chavas y chavos gays, lesbianas, bisexuales y trans, alzando la voz en contra del bullying, el acoso, la discriminación y hostigamiento.

Como dice la organización, “por más sencillo que sea, [este evento] tiene mucho poder como un aporte importante hacia la creación de un mundo donde los jóvenes LGBT sean celebrados y aceptados por quiénes son.” Hay jóvenes que tienen miedo incluso de ir a la escuela o estar en su propia casa por cómo son tratados por no ser heterosexuales. No está de más hacerles saber que no están solos, y ésta es una forma fácil, concreta y visible de hacerlo.

Además de vestirte de morado, hay otras formas de participar:

  • “Asiste” al evento en Facebook y difúndelo.
  • Haz ruido en Twitter con hashtags como #SpiritDay y #wearpurple.
  • Cambia tu avatar en Twitter o tu foto de perfil en Facebook al color morado.
  • Cuéntale tu historia de aceptación a GLAAD en 500 palabras o menos – envía el texto a Mónica Trasandes (trasandes@glaad.org): ¿cómo superaste una situación difícil? ¿Quién te apoyó?
  • Sube un video a YouTube.

Si eres una organización, escuela, universidad, medio de comunicación o empresa, puedes:

  • Dar tu respaldo oficial y compartir tus planes de participación en este día a Brian Pacheco (pacheco@glaad.org). Algunos de los aliados hasta ahora son American Airlines, AT&T, CNN, Delta, E!, Facebook, MSNBC, MTV, PepsiCo., PFLAG, The Bilerico Project, Unicorn Booty, Yahoo!, varias organizaciones religiosas y escuelas.
  • Pedirle a tus integrantes o empleados que se vistan de morado ese día.
  • Cambiar tu avatar en Twitter o tu foto de perfil en Facebook al color morado.
  • Poner un badge en tu blog o página web (como lo hice yo en la columna derecha).

Entre las celebridades que han manifestado su apoyo están Andy Cohen, Chaz Bono, Chris Colfer, Christian ChávezConan O’BrienGale Harold (¿se acuerdan de Brian Kinney en Queer as Folk?), Joel McHaleJulianne Moore, Kate del Castillo, Margaret Cho, Perez Hilton y Ricky Martin.

Así que mañana, jueves 20, todos de-mo-ra-do. :)

P.D. Para los que tienen perro, aquí una idea:


GLAAD presenta: LGBT en Español

La Alianza Gay y Lésbica Contra la Difamación (en inglés, GLAAD) trabaja a favor de una representación digna de lo LGBT en medios de comunicación – radio, series de TV, periódicos, revistas, noticieros, entretenimiento, blogs, películas, deportivos y demás. ¿Por qué? Porque lo que vemos, leemos y escuchamos tiene un impacto en nuestras actitudes hacia la diversidad sexual.

No es fácil para una organización de este tipo consolidarse como una voz fuerte, clara y relevante. Pero GLAAD lo ha hecho, y muy bien, durante 25 años. Lo que GLAAD dice importa. Cuando GLAAD emite una opinión, sugerencia o comunicado, los medios voltean a ver. Sus funciones de observador, relator, vocero y defensor colocan a GLAAD como un agente de cambio moderno e inteligente. Incluso tienen una entrega anual de premios – en la más reciente uno de los ganadores fue el cantante mexicano Christian Chávez.

GLAAD busca constantemente abarcar un público más amplio y tener un mayor impacto.

Hace unas semanas lanzó LGBT en Español, un proyecto de su equipo de Medios en Español que monitorea lo que sucede en medios de comunicación en español en materia LGBT. En sus palabras,

En los últimos años hemos notado un aumento considerable de representaciones positivas de personas y temas LGBT en los medios en español. Es de celebrar, pues significa que millones de latinos están llegando a conocer a personas LGBT como vecinos, amigos, colegas de trabajo y miembros de la familia. Al igual que con los medios de habla inglesa, por supuesto que hay mucho espacio para mejorar, pues la difamación anti-LGBT, la invisibilidad y los estereotipos son retos persistentes.

Con mucha emoción les comparto que, a partir de la más reciente entrega de LGBT en Español (que se pública en español e inglés), Brian Pacheco (Spanish-Language Media Strategist) y Monica Trasandes (Directora de Medios en Español) me aceptaron como colaborador del proyecto desde México.

Los invito a seguir este trabajo a través del website de GLAAD y mi blog. Y si quieren reportar algo, positivo o negativo, escriban a incident@glaad.org.

Aquí la primera, segunda y tercera entregas de LGBT en Español. Más información en Twitter, Facebook, y YouTube. Y para los comunicadores, GLAAD tiene una excelente Guía para Medios.